25 de mayo, 2019

Pronunciamiento frente a los últimos hechos de violencia en Colombia

Desde la Representación de Colombia en el Consejo Latinoamericano de Ciencias Sociales (CLACSO), manifestamos nuestra preocupación y rechazo frente al asesinato sistemático de líderes y lideresas sociales y defensoras y defensores de Derechos Humanos en Colombia, situación que solamente este año, ha cobrado la vida de 75 personas, siguiendo la preocupante tendencia de aumento de estos crímenes en los últimos años.

Es alarmante que estos hechos se sucedan en un contexto de implementación de los Acuerdos de Paz de La Habana, proceso que está atravesando serias dificultades en la coyuntura actual, donde decisiones judiciales de la justicia ordinaria ponen en cuestión la acción de la Jurisdicción Especial de Paz – JEP y todo lo avanzado en su conjunto.

De manera especial, la universidad colombiana viene siendo objeto de amenazas e intimidaciones de parte de estructuras criminales que todavía actúan en el país. Rechazamos los graves hechos denunciados por el movimiento de universidades públicas colombianas, en donde líderes y organizaciones estudiantiles participantes del Paro universitario ocurrido el año pasado, han sido objeto de amenazas a su integridad física e intimidaciones para que dejen sus labores académicas y gremiales en la Universidad Nacional, Universidad de Antioquia, Universidad del Cauca, entre otras.

Estos hechos alertan sobre el retorno de situaciones de persecución y estigmatización al pensamiento crítico dentro de las universidades colombianas. Es importante recordar hechos como la escalada de violencia a finales de los años ochenta en la Universidad de Antioquia que, sólo en el año 1987, cobró la vida de 17 personas entre estudiantes, activistas, profesores y dirigentes sindicales; el asesinato de profesores y líderes estudiantiles en la década de los noventa dentro del campus de la Universidad Nacional de Colombia por causa de su labor académica; la persecución y asesinato de estudiantes a principios de la década del 2000 en la Universidad de Córdoba a manos de estructuras paramilitares; entre otros acontecimientos que exigen la mayor atención a lo que sucede actualmente, para que dichos escenarios de violencia generalizada contra la academia no se repitan.

Convocamos a la comunidad académica internacional, en especial a la latinoamericana, a sumarse a los esfuerzos de paz y a abrigar el movimiento social y popular en Colombia, para hacer seguimiento y actuar contra los acontecimientos regresivos en materia de derechos sociales y políticos que suceden en la actualidad no sólo en Colombia, sino también a lo largo y ancho de la región.

Representación de Colombia en CLACSO

Bogotá, 24 de mayo de 2019