Declaraciones y comunicados

Pronunciamiento del Grupo de Trabajo CLACSO  Procesos y metodologías participativas 

Las y los integrantes del Grupo de Trabajo Procesos y metodologías participativas llamamos a la solidaridad internacional con las personas, las organizaciones, comunidades raizales y entidades que vienen sufriendo distintas formas de violencia física y simbólica por parte de sus estados. La reacción popular liderada por las organizaciones estudiantiles, indígenas, campesinas, afrodescendientes, feministas y de mujeres, sindicatos, organizaciones de la cultura, movimientos sociales y barriales, ha puesto de manifiesto el cansancio frente a la injusticia. Las compañeras y compañeros de Nicaragua, Honduras, México, Brasil, Colombia, Venezuela, Ecuador y Chile, se han despertado frente a los abusos de poder, al alza generalizada en los precios de los servicios básicos, a servicios de transporte  y de comunicación equitativos y de calidad, a la falta de acceso a una educación y una salud digna, a la pérdida de salarios y derechos laborales, a los recortes y la privatización de la seguridad social, el despojo de los territorios y los bienes comunes globales, a la violencia de género, a la crisis alimentaria y ambiental.

En definitiva, a la vulneración y el recorte sistemático de los derechos políticos, económicos, sociales y culturales que tantas luchas nos llevaron conquistar.

Desde múltiples y diversas miradas de las ciencias sociales y humanas, coincidimos en la importancia de la Participación Social como una necesidad y un derecho de las personas, las comunidades y los territorios. Una Participación Social que se ha visto menospreciada cuando los gobiernos toman decisiones que las afectan,negándoles sus posibilidades a tener una vida digna.

Nos sumamos a la declaración del Comité Directivo de CLACSO. Alertamos sobre la responsabilidad y protagonismo de los gobiernos con la implementación de las políticas neoliberales, las ideologías nacionalistas y fundamentalistasen la vulneración de los derechos humanos. Denunciamos la represión del estado a las protestas sociales. Rechazamos las políticas de austeridad económica, devastación ambiental y discriminación social y de género. Llamamos a la comunidad internacional a reclamar justicia, respeto y verdad a cada uno de los gobiernos responsables de los hechos de violencia.

El miedo no es la forma, la violencia de estado no es la forma, la homofobia y el racismo no son la forma, la criminalización de las protestas, no es la forma.