Por la paz, la memoria y verdad plena en Colombia

Observadores académicos solidarios por la paz, la memoria y la verdad plena en Colombia, en el marco del VIII Encuentro Internacional de Historia Oral y Memorias, participaron del 4 a 6 de abril de 2019 de reuniones en las regiones del Centro, Caribe, y Nororiente del país, con delegados y delegadas de comunidades afrodescendientes, indígenas, campesinas, sectores urbanos populares, delegación del magisterio docente, víctimas del conflicto armado y los crímenes de Estado, líderes y lideresas en situación de riesgo y excombatientes. Asimismo, sostuvieron encuentros con las instituciones estatales, representación de la oficina del Alto comisionado para la paz, el Director del Centro Nacional de Memoria Histórica (CNMH), Magistrados de la Jurisdicción Especial de Paz (JEP), y la Directora de la Unidad de Búsqueda de Personas dadas por Desaparecidas (UBPD).

Los presentes dieron un respaldo y un voto de confianza a los componentes del Sistema Integral, tanto la Comisión para Esclarecimiento de la Verdad (CEV), la Jurisdicción Especial para la Paz (JEP) y la Unidad de Búsqueda de Personas dadas por Desaparecidas (UBPD), por considerar que “tienen mandatos acordes a las necesidades de las víctimas para garantizar sus derechos, avanzar en la convivencia y construcción real de paz.”

Hicieron “un llamado al Presidente Iván Duque, a su partido y al Gobierno nacional para que desistan de la descalificación al Sistema Integral y, en su lugar, se asignen los recursos necesarios para asumir los retos de la construcción de la Memoria Histórica del país, la verdad, la justicia transicional y las garantías de no repetición, para lograr la paz como derecho de la sociedad, en cumplimiento del deber y razón de un Estado social de derecho.”

“El Estado debe garantizar las condiciones para la construcción de memorias como un acto político conducente a la justicia, la dignidad, la transformación institucional y la no repetición. Las memorias del conflicto social y armado no sólo pertenecen a las víctimas, son las memorias de la sociedad colombiana y por eso es fundamental el derecho a la verdad y el esclarecimiento sobre lo ocurrido en el marco del conflicto social y armado en su dimensión individual y colectiva, así como la identificación de los máximos responsables de las violaciones a los derechos humanos”, concluyeron.