23 de abril, 2019

Lula Libre – Justicia x Marielle

El pasado 7 de abril, desde la cárcel, el ex presidente de Brasil Luiz Inácio Lula da Silva denunció: «Hace un año que estoy preso injustamente, acusado y condenado por un crimen que nunca existió. Cada día que paso aquí, aumenta mi indignación, pero conservo la fe en un juicio justo en el que la verdad prevalecerá. Puedo dormir con la consciencia tranquila. Dudo que los que me condenaron en una farsa judicial duerman bien».

Semanas antes, el 14 de marzo, se cumplió un año del asesinato en Río de Janeiro de Marielle Franco,​ socióloga, feminista, militante de los derechos humanos y de las mujeres negras en Brasil, con el foco puesto en las favelas de su país.

Levantando las banderas de la liberación de Lula y de la memoria y el ejemplo de Marielle Franco, el Consejo Latinoamericano de Ciencias Sociales impulsa la constitución del Comité “Lula Libre y Justicia x Marielle” en la Argentina.

Para su lanzamiento, se convoca a un acto público en Buenos Aires, con la presencia de la ex Presidenta Dilma Rousseff, rodeada de organizaciones sociales, académicas, gremiales, de derechos humanos, de artistas y de dirigentes políticos de distintos espacios.

El encuentro es el jueves 25 de abril a las 18.00 horas en Avenida Santa Fe 4389, Ciudad Autónoma de Buenos Aires.


El local tiene capacidad limitada. El evento se transmitirá por streaming.

“Quiero agradecer la solidaridad de los hermanos y las hermanas argentinas. Estaré el jueves próximo con ustedes en Buenos Aires. En Brasil, esta doble lucha es la lucha democrática por excelencia, porque desnuda el carácter autoritario, neoliberal del gobierno brasileño y el accionar de las milicias paramilitares”, dijo Rousseff en comunicación telefónica con los organizadores reunidos en la Universidad Metropolitana para la Educación y el Trabajo (UMET).

Más información en: www.lulalibre.org

#JusticiaXMarielle

#LulaLibre

Adhesiones al Comité Argentino por la Libertad de Lula y Justicia por Marielle

El inicio del nuevo siglo implicó una nueva oportunidad para nuestro continente. El surgimiento de gobiernos progresistas y populares fue consecuencia de las históricas luchas de nuestras sociedades y un anhelo colectivo por la construcción de mejores realidades. Se produjo un giro copernicano gracias al acompañamiento de las mayorías que permitió profundizar los procesos de integración con Estados nacionales que fueron adquiriendo papeles protagónicos, los cuales implicaron sustantivos avances en la distribución de la riqueza y la ampliación de derechos.

Pero toda acción genera reacción por parte de aquellos que se resisten a perder sus privilegios. Detener las transformaciones se convirtió en un imperativo y nuestras democracias, por caminos distintos a los del pasado, volvieron a ser jaqueadas.

Brasil es un ejemplo de ello.

El golpe parlamentario a Dilma Rousseff, que estableció un estado de excepción aún vigente, fue acompañado de la condena de una inocente para imponer su proscripción electoral y profundizar la crisis democrática. La injusta prisión de Lula, a través de la manipulación de la justicia, confirmada con la asunción del juez Sergio Moro como Ministro de Justicia de Jair Bolsonaro, exteriorizó la farsa.

La violencia política es otro elemento que debilita la realidad de nuestro país hermano. El aún impune asesinato de la dirigente social y política Marielle Franco es una afrenta que nos debe avergonzar a todos.

Como latinoamericanas y latinoamericanos, nos une la defensa de una verdadera democracia en nuestro continente. Para ello es un imperativo afirmar “Lula Libre” y “Justicia por Marielle”.

Por todo ello adherimos al Comité Argentino por la Libertad de Lula y Justicia por Marielle.