2 de marzo, 2020

Justicia para Berta Cáceres

Hace 4 años, en la noche del 2 al 3 de marzo de 2016, la lideresa de la comunidad indígena lenca, activista de los derechos humanos y ecologista hondureña Berta Cáceres cayó bajo las balas de los sicarios en su casa de la ciudad de La Esperanza, cabecera del suroccidental departamento de Intibucá. El gobierno del país centroamericano había desatendido la orden del año 2009 de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos de otorgarle protección policial por las reiteradas amenazas contra su vida.

Madre de cuatro hijos, al frente del Consejo Cívico de Organizaciones Populares e Indígenas de Honduras (Copinh), Berta Cáceres había encabezado el movimiento que en 2013 y en 2014 logró que el Banco Mundial y la constructora china Sinohydro, desistieran de edificar una represa hidroeléctrica en el occidental río Gualcarque, catalogado por los lencas como sacro y crucial para su subsistencia.

“Berta Cáceres fue una figura tan significativa para el pueblo lenca, para el pueblo hondureño, que a pesar de que se hace un acto criminal a su vida, siempre está siendo convocada en las disputas territoriales, en el imaginario de resistencia, en la necesidad de transformar el país por las condiciones de militarización, de despojo empresarial, de corrupción, de violencia generalizada”, aseguró en una entrevista con el diario argentino Página 12 su hija Bertha Zúñiga, actual Coordinadora General del Copinh. Y amplió: “Se trata de decir que Berta va a seguir brotando en muchas luchas, en las nuevas generaciones, en las luchas de las mujeres, que es tan urgente y que viene marcando mucha presencia. Eso significa para nosotros la siembra de Berta Cáceres”.

Zúñiga denunció la impunidad de la que siguen gozando los asesinos de su madre y sostuvo: “Debemos enfocarnos en evitar que sigan cometiéndose crímenes, en seguir defendiendo los derechos de las comunidades, el derecho a la consulta libre, previa e informada, que está siendo amenazada. Y ver cómo enfrentar al modelo extractivista de una manera más fuerte, porque sigue avanzando… Avanza el control de los pueblos a través del control del agua. Privatizaciones, proyectos ante la escasez que ya se empieza a sentir en muchos lugares. Represas, el uso del agua para la minería, los grandes proyectos turísticos, las limitaciones a la pesca artesanal y la promoción de la pesca industrial. Tantas cosas pasando alrededor del agua”.



Rescatando la lucha y enseñanzas de la lideresa hondureña, en 2017 CLACSO instituyó el Premio  y la Beca Berta Cáceres que destacan “la lucha de las mujeres por la igualdad en América Latina y el Caribe”. Se busca así reconocer y promover la difusión del trabajo científico de mujeres que investigan los procesos de producción de las discriminaciones, las desigualdades y las injusticias de género en sus diversas manifestaciones tales como los feminicidios​, la segregación​ y​ otras ​forma​s​ de violencia contra las mujeres.


Ver también Premio Berta Cáceres: Mujeres mesoamericanas en la defensa de territorios y derechos colectivos


Si desea recibir más noticias de CLACSO:

a nuestras listas de correo electrónico.



View this post on Instagram

A esta hora, hace 4 años, la lideresa de la comunidad indígena lenca, activista de los DDHH y ecologista hondureña Berta Cáceres era asesinada Desde CLACSO exigimos ¡Justicia para Berta Cáceres! ——————————————————— Hace 4 años, en la noche del 2 al 3 de marzo de 2016, la lideresa de la comunidad indígena lenca, activista de los derechos humanos y ecologista hondureña Berta Cáceres cayó bajo las balas de los sicarios en su casa de la ciudad de La Esperanza, cabecera del suroccidental departamento de Intibucá. El gobierno del país centroamericano había desatendido la orden del año 2009 de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos de otorgarle protección policial por las reiteradas amenazas contra su vida. Madre de cuatro hijos, al frente del Consejo Cívico de Organizaciones Populares e Indígenas de Honduras (Copinh), Berta Cáceres había encabezado el movimiento que en 2013 y en 2014 logró que el Banco Mundial y la constructora china Sinohydro, desistieran de edificar una represa hidroeléctrica en el occidental río Gualcarque, catalogado por los lencas como sacro y crucial para su subsistencia. “Berta Cáceres fue una figura tan significativa para el pueblo lenca, para el pueblo hondureño, que a pesar de que se hace un acto criminal a su vida, siempre está siendo convocada en las disputas territoriales, en el imaginario de resistencia, en la necesidad de transformar el país por las condiciones de militarización, de despojo empresarial, de corrupción, de violencia generalizada”, aseguró en una entrevista con el diario argentino Página 12 su hija Bertha Zúñiga, actual Coordinadora General del Copinh. Y amplió: “Se trata de decir que Berta va a seguir brotando en muchas luchas, en las nuevas generaciones, en las luchas de las mujeres, que es tan urgente y que viene marcando mucha presencia. Eso significa para nosotros la siembra de Berta Cáceres”. Leer más en clacso.org #JusticiaParaBerta #BertaVive #MesDeLasMujeres

A post shared by CLACSO (@clacso_oficial) on