El golpe de Estado y la democracia en Bolivia

Las batallas de la pluralidad y la racionalidad occidental

Pilar Lizárraga Aranibar
Investigadora Comunidad de Estudios JAINA
Miembro del Comité Directivo de CLACSO

… la fuerza que dan las ideas, que da la verdad y que da una causa justa
es que los pueblos se vuelven invencibles.

Fragmento del discurso de Fidel en Buenos aires el 2003

Narrar los hechos es un desafío ya que desde el lugar que nos situamos tenemos el poder de nombrar o de silenciarla historia. Trouillot (2017) en su análisis sobre Haití devela las formas de cómo opera el poder en la producción de la historia, poder que está asociado al Imperio y al control y producción de subjetividades. En la historia que requiere ser contada en la Bolivia que se constituyó desde el 20 de octubre el poder de la producción de subjetividades y de las narrativas está bajo el control de las clases medias altas, círculos académicos que detentan el poder de la palabra y los medios que distorsionan y cuentan la historia de los poderosos.

El Imperio ha instalado en la Patria Grande una estrategia de avance de la derecha que ha tenido como foco Cuba que resiste, Venezuela, Brasil y ahora Bolivia. El imperio en alianza con el bloque cívico fascista, como lo define la Central Obrera Departamental de Santa Cruz, han establecido una estrategia para sacar al “indio” del poder, así como hicieron con el golpe blando en Brasil, y han convocado al “paro cívico” a través de la consigna de la “defensa del Voto y la democracia”, posicionado el FRAUDE y la anulación de las elecciones. Esto ha sido acompañado de un proceso de convulsión y de paralización de las ciudades para justificar el Golpe de Estado.

Las semanas previas al 20 de octubre fueron escenario de acciones violentas contra mujeres campesinas, casas de campaña del MAS que fueron asaltadas y quemadas, actos que se recrudecieron después de la jornada electoral, con toma y quema de instituciones públicas y quema del material electoral (actas y ánforas). Acciones violentas que se recrudecieron en “la toma de las ciudades” a través del bloqueo cívico, en el que se desarrollaron estrategias para amedrentar e instalar el miedo, la circulación y a expresar la diferencia.

Se instalaron narrativas que silencian los sentidos y distorsionan la historia de disputa del poder que se está produciendo, deslegitiman la formas de narrar que tiene los Pueblos Indígenas cuando nombran a este proceso como un GOLPE DE ESTADO, imponen una subjetividad que legitima de manera conveniente el origen de la convulsión social como un resultado del irrespeto del indio a la DEMOCRACIA, a un desconocimiento de la voluntad y del poder factico del blanco y a una violencia que atribuyen a la respuesta y movilización que se ha desarrollado desde los Pueblos Indígenas Originarios Campesinos.

Estas narrativas están silenciando la construcción de la historia desde los pueblos indígenas originarios campesinos y clases populares que plantean que hay un retorno a la invisibilización de los derechos colectivos y territoriales, a las formas de hacer y constituir los lugares de la política. Se plantea que la CONADE y el candidato Carlos Mesa con la convocatoria denominada “madre de las batallas” y con la amenaza de posicionar a Mesa como Presidente, han instalado un ciclo de violencia para hacer prevalecer el voto de las clases medias y políticas que están liderando la toma de ciudades e instalando el bloqueo. Dejan de manifiesto que el objetivo de este movimiento es anular las elecciones generales para entregar la conquista del pueblo a los intereses transnacionales, constituyéndose como un atentado a la institucionalidad democrática (CONALCAM 2019) y donde el rechazo a la auditoria electoral evidencia el claro objetivo del golpe de Estado cívico político que está siendo cimentado en la desobediencia civil y en la instalación de la violencia.

La narrativa colonial está construyendo que la responsabilidad histórica de la violencia es de Evo y de los PIOC que no asumen la decisión del “Respeto del voto” del blanco, como el argumento “del irrespeto al Referéndum del 21 F, a la resolución del Tribunal Constitucional Plurinacional (TCP) sobre la postulación, la aprobación de la Ley para elecciones primarias y las características de la campaña electoral del 2019 (Solón, 2019). Estas narrativas no abordan en el análisis sobre la democracia la construcción de la subjetividad, el control del pensamiento político (Chomsky, 2017) o el constitucionalismo emancipatorio (De Sousa Santos, 2006), como factores que permitan abonar al conocimiento de la emancipación social (De Sousa Santos, 2006), lo que evidentemente rompe con aquello que es lo imaginable y pensable (Trouillot, 2017) en la construcción de la democracia burguesa.

En esta narrativa se exalta y legitima los cabildos instalados en las ciudades como espacios representativos de la voluntad popular y se invisibiliza los espacios asamblearios y la decisión colectiva que renovó el mandato extendido de Evo como Presidente. Se privilegia el Voto de la clase media urbana, atribuyendo el poder de la decisión a la voluntad del blanco para poder destrabar la convulsión social, lo que contrasta con la autoafirmación que hacen los sujetos del campo, de las clases populares que su voto es mayoría y que definió la victoria y la continuidad del proceso, evidenciando esto con la llegada de los pueblos y a las ciudades de todo el país, y poniendo en evidencia su materialidad corpórea.

El nudo central de estas narrativas conservadoras es la apología a la democracia, la defensa del VOTO y la consigna del Fraude que se constituye para cuestionar la legitimidad y los resultados finales que dan por ganador a Evo Morales con 2.889.359 votos (47,08%) por encima de 2.240.920 votos (36,51%), narrativas que discursivamente se corresponden en el manejo discursivo de candidatos de Comunidad Ciudadana y CONADE, por citar a algunas. Solón ratifica la consigna del Fraude, de las irregularidades y del desconocimiento del voto popular, su argumentación se fundamenta en la suspensión de la Transmisión de Resultados Electorales Preliminares (TREP) del Órgano Electoral al 83 % de lectura de los votos en la que Mesa declaraba que iba a segunda vuelta y en la que Evo planteaba que confiaba ganar con el 17 % del voto que llegaba del campo y que falta escrutar y es aquí, en la interrupción de la transmisión del TREP y en el reinicio que Solón atribuye la emergencia de la sospecha y la indignación de la población, intervalo de tiempo en el que la tendencia del voto habría cambiado, la afirmación de Carlos Mesa de que había segunda vuelta se había desvanecido y se tenía el triunfo de Evo en primera vuelta, llevando estas condiciones a endurecer la convocatoria de los cabildos para que se respete la democracia y el voto del Pueblo, pasando de una convocatoria de segunda vuelta el 20 de octubre, a la renuncia y ahora 29 a la expulsión del Presidente en ejercicio, como lo planteará el bloque del Sur que se convoca en La Paz el 29 de octubre.

En contraste la CONALCAM y las matrices de las organizaciones campesinas, mineras y urbanas plantean que la denuncia de FRAUDE no tiene fundamentos y que después de nueve días Carlos Mesa no presenta pruebas, narrativa que es expresada en la fundamentación de Ritcher (2019) que además plantea que la “denuncia del Fraude descomunal” es una irresponsabilidad histórica que se instaló en un momento de efervescencia y que atribuyo al TREP un carácter vinculante que no tiene y que está generando una convulsión social a partir de la manipulación de la subjetividad política que ha terminado confrontando y escindiendo a la sociedad boliviana.

A través del paro cívico se han “tomado” las ciudades, impuesto reglas para la convivencia pacífica y se ha instalado el miedo. En Santa Cruz el bloqueo que lleva ocho días es visto como un movimiento que quiere destruir la democracia y llevar a una dictadura, su estrategia es el cerco y el bloqueo delincuencial de rotondas y calles … apalean a todo ciudadano que no paga peaje en sus bloqueos, reclutan delincuentes para incendiar viviendas e instituciones y han establecido los puntos como espacios de fiestas y tomadas (COD Santa Cruz).En Cochabamba se han constituido brigadas de motoqueros para obligar a que la ciudadanía permanezca en casa. Tarija ha sido cercada por estudiantes y empleados públicos de la alcaldía, gobernación que han establecido sus puntos de bloqueo en rotondas usando pitas, sillas y vehículos. En la Paz han llegado los mineros para defender la democracia del golpe cívico fascista y han empezado a disputar el territorio tomado por el movimiento cívico.

La gente siente que sus derechos son vulnerados y que se está ejerciendo una violencia sobre aquellos que transitan y que pretenden desarrollar su vida de manera normal. La violencia está siendo propiciada por la toma de las ciudades con consignas democráticas y por la confrontación que produce la acción de impedir el libre tránsito y la afectación de los derechos económicos. Se han propiciado manifestaciones y marchas de gremiales, sindicatos de transportes, trabajadores por cuenta propia que han planteado que se levante el bloqueo y que dejen trabajar a la gente. Se ha dejado claro que el Voto de los ayllus, las comunidades, las tentas ha definido por el candidato del MAS y que este voto no puede ser vulnerado.

Intelectuales y ex-aliados al MAS se han manifestado que la salida de las organizaciones es una provocación a la ciudadanía, que genera conflicto y confrontación. Ponen al margen la reivindicación política, el derecho de protesta de los Pueblos y privilegian el VOTO de la ciudad sobre el campo. Han posicionado una narrativa en la que opera una estrategia de valoración, descalificación y clasificación de todo aquello que se enuncia y que no está dentro de lo “pensable” para esta academia, como lo expresan Cecilia Salazar (docente del Cides- UMSA) y Alandia Patricia (docente de la UMSS) ante el argumento de la desestabilización por parte de la derecha y el golpe de Estado orquestado por el Imperio, posicionando en redes que esta narrativa es un servicio ideológico y acrítico del proceso pos elecciones en Bolivia.

El accionar político de la oposición y de la academia que legitima su discurso conservador y golpista apela como salida a la convulsión que Evo renuncie al voto y mandato extendido (Solon, 2019) y por el contrario los pueblos apelan a que se respete los derechos políticos de los pueblos (CONALCAM 2019).

Consideramos que en estos momentos está en juego no solo la democracia en su sentido liberal, sino el proceso que se ha construido a través de la conquista de los pueblos con el que se inicia una Alternativa hacia el Vivir Bien y la vida misma como colectivo.

Bibliografia

-De Sousa Santos, Boaventura. Renovar la teoría y reinventar la emancipación social: encuentros en Buenos Aires. Buenos Aires: Clacso, 2006.

-Roffinelli, Gabriela. Noam Chomsky y el control del pensamiento. Madrid: Campo de Ideas S.L. Chomsky, 2003.

-Trouillot, Michel-Rolph. Silenciando el pasado. El poder de la producción de la historia, Madrid: Comares, 2017.

Cartas y pronunciamientos

-Pablo Solon (2019). Carta al movimiento antiglobalizador sobre la situación en Bolivia.
https://fundacionsolon.org/2019/10/23/carta-al-movimiento-antiglobalizador-sobre-la-situacion-en-bolivia/?fbclid=IwAR2bmfk_NK3moeCKmO-lF0hTI9SZR4v72KcrGwqR6MPmOmOFScjXv8-zrH4

-CONALCAM (Octubre 2019). Pronunciamiento –CONALCAM
https://www.facebook.com/AbyaYalaTv/videos/786909378493295/

-Jorge Ritcher (Octubre 2019). Análisis de la situación pos elecciones
https://www.facebook.com/860801303977862/videos/3950237538335541/UzpfSTE3MTkzODYzNDY6MTAyMDY0MjAyMTUxNDA0MDQ/

-Entrevista Clacso a Pilar Lizárraga Aranibar
https://www.facebook.com/206871509410716/posts/2392014727563039/


[+] Frente latino-americano y caribeño
en lucha por la democracia y los pueblos


Si desea recibir más noticias de CLACSO:

a nuestras listas de correo electrónico.