30 de agosto, 2019

Día Internacional de las Víctimas de Desapariciones Forzadas

El 21 de diciembre del 2010, la Asamblea General de la Organización de las Naciones Unidas declaró el 30 de agosto el Día Internacional de las Víctimas de Desapariciones Forzadas.

La ONU define la desaparición forzada como el arresto, detención, secuestro o cualquier otra forma de privación de libertad por parte de agentes del Estado o por personas que actúan con la autorización, el apoyo o la aquiescencia de éste. Señala que este delito contempla la negativa de las autoridades a reconocer dicha privación de libertad o del ocultamiento de la suerte o el paradero de la persona desaparecida, lo que la sustrae de la protección de la ley.

Esta práctica muy extendida en tiempos de dictaduras cívico-militares en nuestro continente en los años 70 y 80, se hace extensiva en la actualidad a cientos de migrantes de Centroamérica que desaparecen en su tortuosa travesía camino a la frontera de los Estados Unidos.

En una declaración conjunta, el Comité de la ONU sobre Desapariciones Forzadas y el Grupo de Trabajo sobre Desapariciones Forzadas o Involuntarias advierte que «los movimientos cada vez más precarios de migrantes que emprenden viajes largos y peligrosos -a menudo como resultado de las rígidas políticas migratorias de los Estados- exponen a muchos a mayores riesgos de violaciones de los derechos humanos, incluidas las desapariciones forzadas».

Refiriéndose a los Principios Rectores para la Búsqueda de Personas Desaparecidas, el Presidente del Comité contra la Desaparición Forzada, Mohammed Ayat, hizo hincapié en que «dada la particular vulnerabilidad de las personas que cruzan las fronteras internacionales de manera regular u ocasional, especialmente los niños no acompañados, la búsqueda de migrantes desaparecidos requiere procedimientos, experiencia y conocimientos específicos que satisfagan sus necesidades particulares. El respeto de la dignidad de las víctimas debe ser un principio rector en todas las etapas de la búsqueda del migrante desaparecido».

El Presidente-Relator del Grupo de Trabajo sobre Desapariciones Forzadas o Involuntarias, Bernard Duhaime, hizo hincapié en que los Estados deberían adoptar todas las medidas necesarias para buscar y localizar a los migrantes desaparecidos utilizando todos los medios a su alcance, incluidos los recursos de investigación forense. «Los Estados deberían aumentar urgentemente la cooperación internacional, regional y bilateral, dado el carácter transnacional de la desaparición forzada de migrantes, tanto en la búsqueda de los migrantes como en el enjuiciamiento de los presuntos responsables”, añadió.


Si desea recibir más noticias de CLACSO:

a nuestras listas de correo electrónico.