Declaraciones y comunicados

Declaración del Grupo de Trabajo Luchas antipatriarcales, familias, géneros, diversidades y ciudadanía, en conmemoración del día Internacional de la mujer trabajadora – 8M

Exhortamos a las mujeres de América Latina y el Caribe a continuar con las movilizaciones

De nuevo el ocho de marzo nos convoca a conmemorar la lucha de las mujeres por obtener condiciones dignas de trabajo. Ellas fueron muertas en el incendio intencional de una fábrica provocado por los patrones y por los varones. Muchas cosas han sucedido desde entonces y distintos los logros alcanzados. No obstante, aún persisten los problemas generados por la desigualdad patriarcal y por nuevas manifestaciones de antiguas cuestiones que se expresan en distintas dimensiones y ámbitos, lo cual denota un campo de disputa y confrontación entre diferentes modelos de sociedad y sus correspondientes sentidos.

La lucha de todas reivindica nuestra capacidad de decidir, de ser libres, de tener las mismas oportunidades de trabajo y de remuneración que los varones, pero también el de compartir la crianza y las tareas del hogar, y sobre todo de no morir por causas vinculadas a la maternidad ni a nuestro sexo. En suma, esta es una lucha de todas y todos por una sociedad mejor que reconozca la diferencia y la respete, erradicando las desigualdades en los diferentes planos de la vida. De allí que la lucha de otras que nos antecedieron continúa en el presente.

La violencia y el vertiginoso incremento de las muertes de mujeres portadoras de diversas identidades es el más claro indicador de la vigencia del patriarcado. La actualidad latinoamericana y caribeña nos muestra un escenario desolador con relación a las reivindicaciones de los derechos de las mujeres y de la población LGTBIQ+, puesto que la derechización de los gobiernos actuales ha permitido el surgimiento de discursos patriarcales y anti-género que evidencian un retroceso en lo logros obtenidos a nivel continental; contexto en el cual se han re-naturalizado las violencias y recrudecido los feminicidios. Hoy recordamos a muchas mujeres víctimas de la violencia patriarcal y muy especialmente a Cindy Julieth Morales Salguero de Colombia asesinada el 28 de febrero de 2020 y a Ingrid Escamilla de México, el 16 de febrero del corriente.

Por ello, esta fecha nos invita a la reflexión personal y colectiva, a fortalecer las diferentes formas de organización y a construir otras que nos permitan hacer frente a la desigualdad, la discriminación y a la emergencia de nuevas vulnerabilidades y riesgos anclados a un modelo político cimentado en el capitalismo neoliberal. Estas son las razones por las cuales nos sumamos y respaldamos la huelga de mujeres promovida para el 8 y 9 de marzo, como estrategia política para una vida libre de violencias.

Desde el Grupo de Trabajo CLACSO Luchas antipatriarcales, familias, géneros, diversidades, ciudadanías, exhortamos a las mujeres de América Latina y el Caribe a continuar con las movilizaciones, pero también a posibilitar el encuentro entre la academia y las organizaciones sociales para promover el debate, la movilización y la construcción de acciones orientadas al cambio en el plano personal y colectivo.