Declaraciones y comunicados

Declaración del Grupo de Trabajo CLACSO  Feminismos, resistencias y emancipación en solidaridad con las mujeres, el pueblo y el legítimo gobierno boliviano

El Grupo de Trabajo Feminismos, resistencias y emancipación de CLACSO, manifiesta el más profundo rechazo al golpe de estado civil – policial – militar contra el Presidente Evo Morales, su gobierno y otras autoridades legítimas nacionales y locales. Es un golpe violento y destructivo, que ha sumido al país en el caos y la incertidumbre. Este quiebre a la democracia se tiñe de muerte, de una persecución múltiple y sin precedentes contra las organizaciones políticas, sociales, indígenas y todo un pueblo identificado con el proceso de Revolución Democrática y Cultural, que ha transformado Bolivia y ha compartido con el mundo alternativas de cambio civilizatorio.

La matriz neoliberal, racista, fascista, fundamentalista y patriarcal en que se ampara el golpe se ensaña con las mujeres. Hemos visto con indignación y dolor los ataques humillantes a las mujeres ‘de pollera’, con horror hechos como el ultraje a una alcaldesa, con impotencia la inmediata pérdida de espacios políticos legítimamente ocupados por mujeres como la Presidencia del Senado o del Tribunal Supremo Electoral. Uno de los saltos históricos que vivió el Estado Plurinacional de Bolivia en algo más de una década es precisamente un acelerado cierre de brechas de género, reconocido por todas las instancias internacionales en la materia. De manera particular, una presencia inédita de las mujeres previamente más excluida -justamente las ‘de pollera’, de los pueblos originarios- en las más altas instancias de los poderes públicos. Propuestas como la despatriarcalización del Estado reflejan el sentido y los alcances que tomó el cambio en este campo.

El cambio positivo en las condiciones de vida, basado en la redistribución, soberanía y garantía de derechos, está ya en riesgo, y con ello un inminente impacto en el trabajo y la vida de las mujeres. La experiencia de imposición neoliberal en la región y el mundo deja un saldo de empobrecimiento y deterioro de la vida para la mayoría de la población, siempre con más agudeza para las mujeres que sostienen la vida en medio de la adversidad. Se ciernen sobre Bolivia las ambiciones de saqueo de sus recursos y bienes comunes, de control de las condiciones creadas o mejoradas como nunca en su infraestructura básica.

Lo que acontece en el Estado Plurinacional de Bolivia hace parte del acoso a la democracia en la región, que es una de la expresiones del conflicto capital – vida que caracteriza la actual fase del neoliberalismo. La arremetida contra las instancias de integración alternativa, como UNASUR, ha debilitado las capacidades de respuesta política propia y solidaria ante los conflictos en curso, así como la búsqueda de soberanía sobre nuestros recursos estratégicos.

Llamamos a las instancias internacionales concernidas para que, en concordancia con sus mandatos, contribuyan al diálogo y a la paz, a proteger la vida e integridad de todas las personas hoy perseguidas, al restablecimiento de la democracia en los marcos de la Constitución vigente.

Expresamos nuestra solidaridad con las mujeres, el pueblo y el legítimo gobierno boliviano. Estamos seguras de que su fuerza, compromiso y unidad llevarán a una pronta recuperación de su proceso de cambio en paz.

En varios de nuestros países los pueblos están en pie contra el neoliberalismo, contra el acoso a la democracia, desafiando la represión, con reivindicaciones que son las nuestras: el respeto a los derechos humanos en todos sus aspectos, el rechazo a todo  tipo de discriminación, racismo y patriarcado, la distribución justa de los bienes sociales, la construcción de sociedades igualitarias y pacíficas. Acompañamos y respaldamos estas luchas por la transformación en nuestra Patria/Matria Grande.

¡No al golpismo! Junto a las mujeres y el pueblo, por democracia y paz para Bolivia!

Noviembre de 2019
Grupo de Trabajo CLACSO
Feminismos, resistencias y emancipación