Declaraciones y comunicados

Declaración del Grupo de Trabajo CLACSO  Educación popular y pedagogías críticas 

Con la presente declaración, expresamos nuestra solidaridad con el pueblo de Chile, el cual ha expresado de manera multitudinaria por todo el territorio, su legítimo derecho a la protesta ante uno de los modelos sociales, económicos y políticos más crudos y salvajes de neoliberalismo en América Latina.

Las intensas jornadas de movilización y protesta, iniciadas el 14 de Octubre del año en curso, sin duda rebasan el problema de la tarifa del transporte, y dan cuenta de tal vez la más profunda crisis institucional, política y social que ha vivido el país desde la postdictadura. En este sentido, entendemos las movilizaciones, tal como claman las calles: “Nuestra lucha no es por 30 pesos, sino por 30 años”.

Desde el año 2006 hasta la actualidad, hemos visto a nivel regional como desde Chile se han desarrollado movilizaciones masivas de estudiantes secundarios y universitarios, comunidades mapuches, organizaciones feministas, movimientos de pobladores y ambientalistas, agrupaciones de jubilados por pensiones dignas, movimientos por la defensa de la salud pública, entre muchas otras. Sin embargo, parece evidente que las respuestas políticas e institucionales han sido insuficientes pues no han logrado superar las lógicas de un modelo excluyente, privatizador y basado en la perpetuación de privilegios sociales.

Desde el Grupo de Trabajo de Educación popular y pedagogías críticas, estrechamente vinculado a organizaciones y movimientos populares, sindicales, progresistas y de izquierdas, respaldamos las demandas de nuestr@s compañer@s chilenos, asociadas fundamentalmente a tres aristas:

En primer lugar, fin al Estado de Emergencia y al Toque de Queda en todas las regiones del país, por tanto, desmilitarzación inmediata del territorio nacional, pues esto permite generar las condiciones mínimas que podrían posibilitar el diálogo social. Con los militares en las calles, no hay democracia posible.

En segundo orden, acabar con la represión a la sociedad civil, las organizaciones sociales y la ciudadanía movilizada, pues a la fecha y según diferentes fuentes, hay aproximadamente dos mil detenidos a lo largo del país; centenares de heridos por el uso de balas, perdigones y armamento de guerra; decenas de asesinados por la violencia de las fuerzas armadas y de carabineros. La defensa de la vida y la dignidad son fundamento ineludible para quienes desde la educación popular y las pedagogías críticas, trabajamos por construir cotidianamente una Latinoamérica más justa y democrática.

Y finalmente, el desarrollo de un nuevo pacto social, que convoque al amplio abanico de organizaciones sociales y populares, que ponga freno a la mercantilización y privatización de los derechos sociales, que constituya un estado que garantice el acceso de tod@s a los derechos sociales, demandas que desde los diferentes sectores organizados y movilizados del país exigen una asamblea constituyente.

Nuestra fuerza y solidaridad con el pueblo chileno, pues tenemos la certeza de que tal como escribiera Sergio Ortega en esa canción que recorre las múltiples rebeldías y esperanzas del mundo “el pueblo unido jamás será vencido”.

Octubre de 2019
Grupo de Trabajo CLACSO
Educación popular y pedagogías críticas