Declaraciones y comunicados

Declaración de los coordinadores del Grupo de Trabajo CLACSO  Fronteras, regionalización y globalización en contra del golpe militar en Bolivia

Los coordinadores del Grupo de Trabajo del Consejo Latinoamericano de Ciencias Sociales “Fronteras, regionalización y globalización”, basándonos en los principios y objetivos de este Grupo de Trabajo, nos manifestamos en contra del Golpe Militar en Bolivia, impulsado por los sectores empresariales y fuerzas políticas de derecha de ese país apoyados desde Estados Unidos.

Este Golpe Militar se suma a los mecanismos mediante los cuales se da el avance de sectores vinculados al capital transnacional y fuerzas políticas de derecha en la última década en el Continente Americano y de otras partes del mundo desplazando, en el caso de América Latina, a los llamados gobiernos de izquierda o progresistas (que incluso se han autodenominado socialistas, aunque sólo en lo discursivo, o postulándose como ecosocialista, en el caso de Evo), los cuales, para llegar al poder o para mantenerse en él, han establecido alianzas con sectores empresariales transnacionalizados, como el caso del pacto e incorporación de empresarios cambas realizado por Evo para apaciguar el regionalismo sojero-petrolero de Oriente. 

Estos gobiernos han continuado apoyando políticas neoliberales impulsando principalmente el extractivismo como mecanismo de “desarrollo” para los pueblos, cuando en realidad no llega a lograrse el bienestar de las mayorías sino de forma muy limitada, mientras que el capital trasnsnacional sigue llevándose la mayor parte de los beneficios de la acumulación. Estas políticas desarrollistas han abierto las puertas para que los sectores empresariales transnacionalizados y fuerzas de derecha (incluso de carácter neofascista) llegaran al poder mediante la vía electoral o golpes técnicos o golpes militares, buscando consolidar el proyecto neoliberal en beneficio principalmente del capital transnacional.

Hartos ya de estas políticas neoliberales impulsadas en todo el mundo, y de una manera más violenta por gobiernos de derecha, los pueblos se han movilizado en contra de estas medidas, y continúan haciéndolo a pesar de la represión y los golpes militares principalmente en América Latina.

En esta perspectiva, debemos entender que las políticas neofascistoides de Trump en Estados Unidos y las de Bolsonaro en Brasil no están separadas a pesar de una distancia de miles de kilómetros entre ambos países. En medio, otras políticas reformistas, socialdemócratas o abiertamente neoliberales, llevan en la misma ruta a los demás países. Es importante, por tanto, llevar a cabo el análisis de la crisis de legitimidad de los estados como trasfondo para entender el surgimiento del Trumpismo en Estados Unidos y el giro hacia la extrema-derecha alrededor del mundo. Además, es importante analizar la nueva ronda de penetración y expansión del capital transnacional en América Latina y las formas en que esta expansión se entrelaza con las dinámicas políticas en la región, incluyendo el resurgimiento de la Derecha.

Debemos considerar que la democracia político electoral que el neoliberalismo ha venido impulsando desde hace cuatro décadas mediante la «promoción de la democracia» permite que esta “promoción de la poliarquía” (la visión de la democracia de las élites económicas como si fueran los intereses de toda la población) facilite la manipulación de los procesos electorales, o acusar de fraude si el ganador no es de la derecha.

Consideramos preocupante que el golpe de Estado militar en Bolivia abra nuevamente la puerta para que los militares de otros países (léase Chile donde el neoliberalismo se impuso bajo la bota militar, con miles de muertos y desaparecidos, lo cual fue seguido de la misma manera por otras dictaduras militares en Argentina, Uruguay, Paraguay y Brasil, así como durante gobiernos civiles como en Colombia, Perú, y otros países) vean en Bolivia el ejemplo a seguir.

Reiteramos nuestra condena y repudio al golpe militar en Bolivia y reafirmamos nuestro apoyo y compromiso siempre en favor de los movimientos populares y de trabajadores de este país, así como de Chile, Ecuador, Nicaragua, Haití, y otros países, que luchan por una verdadera democracia participativa y el bienestar de los sectores trabajadores y populares de esas naciones.


Noviembre de 2019
Declaración de los coordinadores del Grupo de Trabajo CLACSO
Fronteras, regionalización y globalización