| Equipo
 
 
 
COLOMBIA - Un sí al plebiscito es un sí a la paz
  Nº 7 - Septiembre 2016
 
SI A LA VIDA!!! UN SI ROTUNDO A LA URGENCIA DE DE-COLONIZAR EL PENSAMIENTO SOBRE LA VIDA
Catalina Toro Pérez[*] y Ana Patricia Noguera de Echeverri [**]
Nº 7/2 - Septiembre 2016
 
 

En la Colombia de hoy nos encontramos frente a un reto histórico en el escenario del Acuerdo Final del proceso de negociación entre el Gobierno Nacional y la insurgencia de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia FARC-EP. La posibilidad de refrendar los acuerdos en un contexto de grandes contradicciones: Un modelo de crisis ecológica, económica, política y de sentido, nunca antes visto, con enormes intereses en juego.

Colombia, como una complejidad ambiental-social-cultural singular por su geomorfología y riqueza eco-sistémica, posee las más alta cifra de conflictos socio-ambientales en América Latina asociados a una historia que ha vivido un conflicto armado interno asociado a la ordenación y apropiación del territorio y a sus consecuencias en términos de la degradación ambiental. En una guerra prolongada, como la colombiana, los principales conflictos se relacionan hoy con la gran minería, la explotación petrolera a gran escala, el uso de nuevas tecnologías como la fracturación hidráulica y ahora la explotación petrolera en zonas marinas. Sin embargo, el principal conflicto socio-ambiental que existe en Colombia es la guerra, la máxima depredadora socio-ambiental de que se tenga noticia.

Nuestra posición frente al plebiscito por la paz de Colombia, es la defensa de un SI ambiental, que respeta los acuerdos alcanzados, en el sentido del reconocimiento de superar una historia más que centenaria de nuestro Estado signada por la violencia y la exclusión políticas ejercidas por unas élites que han combinado la institucionalidad estatal con la masacre en perjuicio de las grandes mayorías, especialmente representadas en el campesinado, precipitándolas casi a la indigencia, la miseria y la exclusión.

Pero nuestro SI amplía lo pactado en el acuerdo final para la terminación del conflicto entre Gobierno y FARC: Sabemos que hay temas en la agenda que no están discutidas y que como sociedad debemos defender y luchar: Modelo económico inequitativo, modelo minero-energético al servicio de las trasnacionales en contra de nuestras comunidades locales y territoriales. Sabemos que falta profundizar el dialogo entre sociedad, gobierno y actores armados. Sabemos que las mujeres no somos aun sujetos de la negociación política en un contexto de reproducción de narrativas de la negación de múltiples violencias. Sabemos que la Naturaleza es también víctima del conflicto armado y no tiene asiento en la mesa de la Habana.

El SI nuestro, es un SI a la Vida, en Clave de pensamiento ambiental.

Frente a la hermosa afirmación de Augusto Angel: “La vida, si no florece en poesía, no vale la pena”, nos recuerda a Maurice Maeterlinck, ese maravilloso escritor romántico, que habló de La inteligencia de las flores. En esta hermosísima obra, el abogado que deviene poeta de la naturaleza, se “propone implícita y explícitamente la urgencia de asumir una posición ética, un compromiso ético frente al fenómeno de la vida, del cual los seres humanos somos un hilo en su denso tejido”. (Noguera, Ana Patricia, 2014)

Para ello, Un SI rotundo a la urgencia de de-colonizar el Pensamiento sobre la Vida, la Ética, lo Ambiental, en Colombia, América Latina y el mundo, presente aún en los discursos oficiales sobre políticas ambientales mundiales, nacionales y locales; esto implica tensionar lo poético ambiental con lo político ambiental, conversar, discutir, acordar y des-acordar; implica horadar en las palabras, en los nombres de las cosas, en el ethos presente en cada manera de nombrar – habitar esta tierra; implica una transformación de las redes lenguájicas que habitamos y nos habitan, que van desde lo técnico hasta la poesía, desde lo científico, hasta los saberes ancestrales, desde los cuerpos-piel, hasta los cuerpos-pensamiento que somos.

Des-occidentalizar los estudios sobre la Vida, el mismo Pensamiento Ambiental impuesto desde los valores del mundo Occidental; develar sus emergencias Sur; pensar planetariamente: desde la singularidad de los lugares y la diversidad que somos; retirar de nuestra palabra, vocablos como “recurso”, “riqueza”, “manejo”, “explotación”… descender de los cielos de la metafísica para comprendernos en, de, y hechos de tierra…cuerpos-tierra…, asumir una posición de amor y respeto por la tierra naturaleza-vida,… pensar con el poeta Hölderlin, que ser humano hoy, es hacernos uno con todo lo viviente en un feliz olvido de sí mismo…esta es la tarea del Pensamiento Ambiental Sur en Colombia, y es la tarea de una de-colonización de los estudios sobre la vida, el ethos y el pensamiento ambiental en un contexto de Post-conflicto.

___________________________

[*] Catalina Toro Pérez, Coordinadora Grupo de Derecho y Política Ambiental, Profesora asociada. Sede Bogotá. Universidad Nacional de Colombia.
[**] Ana Patricia Noguera de Echeverri, Coordinadora Grupo de Pensamiento Ambiental, Profesora Titular y Emérita. Sede Manizales Universidad Nacional de Colombia.

 
  Descargar Descargar
 
 
MEGAFÓN es una contribución del Consejo Latinoamericano de Ciencias Sociales al debate amplio y plural sobre la coyuntura latinoamericana y los asuntos más relevantes de la agenda global. Publica especialmente la opinión de colaboradores/as de los programas y proyectos de CLACSO, aunque sus escritos no expresan la posición oficial de la institución sobre los temas tratados. Las opiniones aquí publicadas son, de esta forma, responsabilidad exclusiva de sus autores y autoras.
 
CLACSO
Secretaría Ejecutiva
Estados Unidos 1168 | C1101AAX | Ciudad de Buenos Aires, Argentina
Tel. [54 11] 4304 9145 | Fax [54 11] 4305 0875
clacsoinst@clacso.edu.ar | www.clacso.org
clacso.org clacso librería biblioteca virtual clacso.tv