| Equipo
 
 
 
México. Reforma Educativa en debate
  Nº 12 - Enero 2017
 
ÁNGEL DÍAZ BARRIGA: “SÍ A LA EVALUACIÓN, SÍ A REFORMAR LA LEY GENERAL DE EDUCACIÓN DONDE LA EVALUACIÓN DOCENTE SEA FORMATIVA Y NO PUNITIVA”
Entrevista de Alejandro Gambina [*]
Nº 12/5 - Enero 2017

¿Qué está aconteciendo en México con la denominada Reforma Educativa? Ángel Díaz Barriga, investigador del Instituto de Investigaciones sobre la Universidad y Educación de la Universidad Autónoma de México nos amplía detalles sobre esta iniciativa promulgada en el 2013 que aún  tiene aspectos para el debate.

¿Cuáles son los principales aportes de esta reforma educativa?
Ángel Díaz Barriga (ADB): La llamada  Reforma Educativa tiene muchos elementos, pero los dos principales serían, por una parte, la creación de un Instituto Nacional de Evaluación, al que se le añade como nueva función la evaluación de los docentes, que debe ser cada cuatro años. Y por otra parte, una Ley de Servicio del Profesional Docente, a manera de contexto, desde que el PRI (Partido Revolucionario Institucional) empezó a trabajar con los sindicatos alrededor de 1940, los sindicatos eran sus reservas de votos, por lo que hacía concesiones. Una de las concesiones que corrompió al sindicato de maestros, fue que el controlara la asignación de las plazas, con lo cual se generó venta y herencia de plazas. Además, el sindicato tenía que aceptar la política educativa y discutirla con el Estado. Entonces hoy estamos ante un movimiento de maestros que rechaza la Ley, este movimiento fue satanizado por los medios de comunicación mexicanos. No necesariamente todos estamos de acuerdo con algunas de las cosas que este movimiento ha hecho como paralizar carreteras y ciudades, este tipo de acciones impide que se escuchen las razones y sobre todo que se diseccione con cuidado lo que esté en contra de la Ley. Yo diría que existe un tercer grupo, conformado por los investigadores que apoyamos la evaluación docente, pero sin vulnerar los derechos de los maestros. Además es importante considerar que toda Ley se puede modificar, pues estamos pidiendo que la Ley tenga cambios para que su funcionamiento sea más adecuado.

¿Cuáles son los cambios que deben hacerse entonces?
ADB: Hay que hacer cambios constitucionales porque fue el Congreso de la Unión que emitió la reforma constitucional y las leyes secundarias. Por una parte, la evaluación de docentes no debe tener un carácter punitivo que en este momento tiene, pero además es necesario que la evaluación de docentes sea realmente una evaluación de su desempeño y no un examen de conocimiento en condiciones absurdas con preguntas irrelevantes.

Llevo hechas 34 entrevistas a profesores que participaron de este ejercicio en 2015 y los profesores de alguna manera dicen: “estas preguntas no se refieren a lo que yo hago en el salón de clases”, son preguntas que han construido personas que no tienen experiencia docente. Entonces, mi posición es: sí a la evaluación, sí a reformar la ley, donde la evaluación docente sea fundamentalmente una evaluación de carácter formativo y no punitivo y que los docentes sean observados en el aula. De hecho nuestras Escuelas Normales, desde hace más de cien años, realizan observaciones directas del trabajo docente en el aula. Propongo que desde esa experiencia con más de cien años de observar el aula se construya un modelo de observación del aula docente, pero que además se añada desde las metodologías de investigación educativa, la estrategia denominada auto confrontación que consiste en cortar segmentos de la clase y presentárselo al docente para que él argumente con base a qué elementos fue tomando decisiones para tratar de determinar un tema, incluso para dirigirse o sancionar a un alumno.  Que se escuchen las razones tanto de los docentes novatos como de los docentes con experiencia.

En cambio, sobre la Ley de Servicio Profesional docente me parece hay que hacer un ajuste mucho más drástico porque ésta Ley, por ejemplo, desconoce el papel de la formación de las Escuelas Normales en los profesores de educación primaria y de pre escolar. Entonces, en este momento la Ley dice que cualquiera que pase el examen de ingreso, no importa que profesión tenga, puede ejercer la docencia. Nosotros estamos diciendo que no. Para trabajar con niños de 3 a 5 años, de 6 a 10 y 12 años, los profesores tienen que tener conocimientos específicos. Le estamos recordando al Estado que si bien en el secundario se aceptaba que ingresaran profesionistas como ingenieros, sociólogos, abogados, historiadores; en los años 60 y 70 del siglo pasado se les pedía que cubrieran un año de regularización pedagógica en una escuela Normal. Esto desapareció del escenario con la venta de plazas. Estamos pidiendo que puedan ingresar profesionistas de distintas ramas, pero que estos profesionistas tengan la obligación de cursar un año de regularización pedagógica para que adquieran la parte didáctica y el conocimiento de pubertad y adolescencia, que son las etapas donde  les va a tocar intervenir con los muchachos en formación.

¿Por qué usted considera que hay modificar el rol del sindicato en la educación?
ADB: Pienso que es indispensable la Ley de Servicio Profesional Docente, lo viví en carne propia cuando el Ministerio le pedía al docente que realizara determinada actividad, uno establecía el programa.  Por ejemplo un año me pidió que hiciera un seguimiento de cómo iba aplicándose la reforma en educación primaria, hice mis instrumentos, los empecé a trabajar y sin embargo el Estado, el mismo que me contrató, me suspende y me dice: “es que tiene que negociar estas partes con el sindicato”. Y a mí se me caía la cara, yo decía ¿desde cuándo el sindicato es una instancia de investigación que me pueda decir qué preguntas hacer, cómo hacer las preguntas  o cómo construir mis instrumentos? A mí me tocó vivir en carne propia este poder que tuvo el sindicato y que lamentablemente en la reforma, el sindicato objeta, opina y decide lo que se acepta o no se acepta.

En el año 2011, estaba lista la reforma para el Plan de Estudio y Formación de profesores de las Escuelas Normales, la dirección responsable dio la instrucción a las escuelas para que se aplicara dicha reforma y el sindicato dio la instrucción contraria y se pospuso un año hasta que fuera negociado con el sindicato.

La Ley de Servicio Profesional Docente era una Ley necesaria porque el Estado tenía que recuperar la rectoría sobre la educación, y esta es la parte más importante, lo de la evaluación docente me parece un elemento secundario, ya que va con lo que yo denomino, el signo de los tiempos. Hoy quieren evaluar todo y en ese sentido quieren evaluar a los docentes, de hecho existe un estudio que impulsó UNESCO, la evaluación docente en 50 países y vemos que este tema se ha convertido en un movimiento mundial y que en el caso de nuestro país la Organización de Comercio y Desarrollo ha impulsado al Estado, seguidor de sus políticas, para que establezca un programa de evaluación. Sin embargo, los que han concebido el modelo de evaluación lo han hecho de una manera muy errónea, porque han aplicado un examen que dura aproximadamente 8 horas frente a una computadora y los docentes dicen “esa no es mi práctica”, “eso no tiene que ver con lo realizado con mis alumnos”, “ustedes me podrán calificar y decir que esta es mi nota, pero en nada se refiere a lo que yo hago con los estudiantes”. En ese sentido, tienen razón los maestros, pero lo manifiestan de una manera inadecuada.

En este último tiempo han habido cambios muy radicales en torno a este tema porque un movimiento que inicialmente era en tres estados pobres de la república: Guerrero, Chiapas y Guajaca, hoy podríamos decir que es un movimiento nacional mediante el cual el magisterio en general se ha manifestado diciendo “esta manera de evaluarnos no es la adecuada”. ¿Quieren evaluar al docente? Estamos de acuerdo, pero que lo vayan a ver al salón de clases, que partan de la experiencia que ya tenemos de observar las aulas, y que incorporen esto, que se llama en la literatura de investigación, el método de auto confrontación.

¿Cuál es la estrategia del gobierno?
ADB: La estrategia del gobierno es una estrategia absurda porque el encargado de la política interna (el Ministro del interior en muchos países) es el que está tratando de abrir mesas de negociación con la parte más radical del sindicato, que es la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación. Este sector se separó del sindicato cuando empezó a ver que el sindicato solamente atendía a las políticas oficiales. Es una parte que se quedó en una izquierda de los años 70, esto es entendible porque la fuerza de estas secciones del sindicato vienen de las comunidades más pobres del país, donde hay más hambre y más dificultades económicas. Entonces, el gobierno Federal ha puesto al secretario de gobernación, nuestro ministro del interior, a que negocie con esa parte del sindicato. Mientras que la otra parte del sindicato, la parte oficialista, la parte que hasta ahorita en tres años nunca había dicho nada de la reforma, el secretario de educación se ha sentado a discutir con ellos y de alguna manera de forma conjunta dijeron “bueno, vamos a mejorar 12 puntos”. Considero que la estrategia es divide y vencerás. El propio Congreso ya tiene una división interna, hay un grupo de diputados, sobre todo los diputados de izquierda, que yo digo que fue irresponsable que aprobaran la Ley y cómo la aprobaron, pero ahora están diciendo deroguemos la ley, y pienso que tampoco era la solución pedir la derogación.

Pienso que la Ley de Servicio Profesional Docente debe perfeccionarse, quizá en 50 puntos, pero que es necesario que el Estado tenga la rectoría de la educación que había perdido, que había cedido, con tal de ir teniendo los votos del sindicato para el PRI. De hecho en este momento a nivel de política global, la parte oficial del sindicato sigue siendo un reservorio de votos para el PRI gobierno, y estos son conflictos, entramados que son difíciles de entender de la política educativa mexicana. Y por eso le están haciendo esta concesión al sindicato oficial.
En este “divide y vencerás”, honestamente no sé cómo se va a resolver. Entiendo que estos 12 puntos que se hacen para mejorar el examen, para que no sean 8 horas continuas, sino que sean 2 sesiones de 4 horas, etc. Pero insisto, esto no satisface a quienes decimos que eso no es una evaluación del desempeño docente, eso es un examen de conocimientos. Es un maltrato profesional porque el argumento es que los alumnos tienen malos aprendizajes. En nuestro país hay gente que se muere de enfermedades y  a las instancias de seguridad social, a los médicos, no se les aplican exámenes cada 4 años. Se critica mucho el sistema jurídico del país y se dicen que los jueces no funcionan como deben funcionar pero no por ello se les está aplicando exámenes cada 4 años. Entonces, pienso que a la profesión docente se la está tratando de una manera denigrante y queremos decirle al Estado que tiene que dignificar la profesión docente.

¿Cómo ocurre este trato denigrante a los maestros?
ADB: Se agrede a los maestros e incluso se les dice que los van a despedir. Lo que tenemos en los hechos es que la matrícula, la demanda de educación, de aspirantes a inscribirse en las Escuelas Normales ha bajado en más de un 25%. Hoy en las Escuelas Normales cuando paso a visitarlas, lo que me informan es que ya nadie quiere inscribirse para ser profesor ¿Por qué? Porque han desprestigiado la profesión, porque han desprestigiado a las normales y porque de alguna manera, dicen que cualquiera que pase el examen de admisión puede ser profesor de preescolar, primaria o secundaria. Entonces, ¿para qué yo hago un esfuerzo de formarme en las Escuelas Normales?

 



___________________________


[*] Alejandro Gambina Lic. en Ciencias de la Comunicación y Maestreando en Comunicación y Cultura por la Universidad de Buenos Aires, Argentina. Integrante del Equipo de Comunicación de CLACSO.

[*] Entrevista realizada via Skype el 13 de julio de 2016

 
  Descargar Descargar
 
 
MEGAFÓN es una contribución del Consejo Latinoamericano de Ciencias Sociales al debate amplio y plural sobre la coyuntura latinoamericana y los asuntos más relevantes de la agenda global. Publica especialmente la opinión de colaboradores/as de los programas y proyectos de CLACSO, aunque sus escritos no expresan la posición oficial de la institución sobre los temas tratados. Las opiniones aquí publicadas son, de esta forma, responsabilidad exclusiva de sus autores y autoras.
 
CLACSO
Secretaría Ejecutiva
Estados Unidos 1168 | C1101AAX | Ciudad de Buenos Aires, Argentina
Tel. [54 11] 4304 9145 | Fax [54 11] 4305 0875
clacsoinst@clacso.edu.ar | www.clacso.org
clacso.org clacso librería biblioteca virtual clacso.tv